martes, 21 de septiembre de 2010

Nativo y, sin embargo, ¿competente digital?

Origen de la imagen
  Hace unas semanas asistía a una charla de Boris Mir , en la que decía que un nativo digital es aquel que compra un objeto tecnológico y lo hace funcionar sin leerse el manual (espero ser fiel a tus palabras Boris, si no es así te pido disculpas). Es una buena definición. También es interesante leer lo que opina Genís Roca al respecto : 




Las características culturales propias de los nativos serían :
El dominio de los medios de producción digital. Les gusta crear, les gusta mucho crear, y lo digital lo hace posible. Ya sólo es cuestión de tiempo y esfuerzo (y talento)...
El mundo como terreno de juego.  Todo se desarrolla a escala global con normalidad...
La red como elemento socializador. Incorporan la red como elemento vertebrador, algo que los inmigrantes digitales  no suelen hacer....
- Aprenden en red y de la red
Dan importancia a la identidad digital.
Participan de la conversación.
Crecen diferente. Ya que lo hacen explorando y transgrediendo. 
  Pero, de todo ésto ¿se deduce que un nativo es realmente competente digital? Yo diría que no. Sí es potencialmente competente, y de hecho la facilidad con la que consiguen esta competencia es mucho mayor que las de los inmigrantes digitales. Ésto es una obviedad. Pero también lo es que, si nuestros nativos digitales no son orientados por los que, en menor o mayor medida, somos inmigrantes digitales, se quedarán en lo que se viene llamando orfandad digital, que yo definiría como no traspasar los límites del Messenger, el Tuenti o los minijuegos.

  Parece una contradicción que un inmigrante pueda llevar a un nativo a ser competente digital. Pero no lo es. El camino que ha tenido que recorrer el primero para acercarse al mundo digital, la inversión que ha tenido que llevar a cabo en formación, formal o informal, le lleva a estar mucho más cerca de la competencia que de la incompetencia.

  Hace unos días hicimos un pequeño sondeo a los 45 alumnos de 3º de la ESO que habían elegido Informática como asignatura optativa. Estos alumnos nacieron en 1996 o 1997, lo que, según las anteriores definiciones, les hace nativos digitales sin discusión. Los resultados, pese a no ser sorprendentes, si son significativos:
  • El 82% tiene conexión a internet en el hogar. De los que no lo tienen, el 62% tiene la posibilidad de acudir a un lugar público donde sí la hay.
  • El 89% tiene una cuenta de Messenger. Como dato curioso, un alumno contestó que no sabía qué era esa aplicación.
  • El 87% contestó que tenía una cuenta de correo electrónico. Teniendo en cuenta el dato anterior, se deduce fácilmente que un alumno, a pesar de tener Messenger, no sabía que también tenía una cuenta de correo electrónico.
  • El 91% estaba en Tuenti, el 44% en Facebook, el 23% en otra red social y el 19% en Twitter (dato bastante sorprendente). Un 9% también poseía cuenta de MySpace.
  Hasta aquí queda justificada la condición de nativos digitales de estos alumnos. Analizando los siguientes datos (análisis un tanto simplista, lo reconozco) , concluiremos que queda en entredicho su competencia digital:
  • El grado de conocimiento de las siguientes herramientas es el siguiente (en una escala de 1 (poco) a 5 (mucho)) :
    • Gmail : 



      613%
      21022%
      3818%
      4511%
      1431%
    • Google Docs :



      2658%
      2818%
      300%
      412%
      818%
    • Google Calendar:



      2964%
      249%
      324%
      400%
      818%
    • Blogger:



      2760%
      249%
      337%
      412%
      818%
    • Dipity:



      3578%
      224%
      300%
      400%
      613%
    • Glogster:



      3578%
      224%
      300%
      400%
      613%
    • Slideshare:



      13373%
      224%
      300%
      400%
      818%
    • Picasa/Flickr:



      3169%
      224%
      337%
      400%
      716%


  Creo que algo estamos  haciendo mal, porque, en este nivel académico, los porcentajes en las escalas altas, tendrían que haber sido mucho más elevados. ¿Se está trabajando adecuadamente la competencia digital en las diferentes materias y etapas? Yo diría que no.

17 comentarios:

  1. piensa en lo positivo, el trabajo de reflexión que habéis hecho os permite incidir y intentar mejorar allí donde pueden estar los errores.
    animo que vais por el buen camino.

    ResponderEliminar
  2. Nacer en Kenia no presupone el ser un atleta en potencia. Nuestros nativos digitales tienen los medios pero es necesario abrirles los ojos para que no se limiten a usar el Messenger.

    Estupendo el estudio efectuado que os puede servir como punto de partida.

    Yo también hice una exploración inicial al alumnado el curso pasado.

    ResponderEliminar
  3. Buen análisis, Juan Carlos, con datos probablemente extrapolables a buena parte de la población de huérfanos digitales de este país. La expresión la acuñó Genís Roca hace unos meses, y para mí resume muy bien cómo están creciendo nuestros "nativos", en la Red, sin sus padres. Y, por desgracia, en muchos casos también sin sus maestros, porque no todos los profes se esfuerzan en acompañar a nuestros peques allí donde los padres y madres no alcanzamos...

    No, no se puede decir que estos chicos tengan bien desarrollada esa competencia digital que tanta falta les hará ahí afuera. Pero sí, como comenta Carlos, sí estáis en el buen camino. Ánimo.

    ResponderEliminar
  4. Si seguimos la definición de Boris Mir, yo también soy nativo digital, y creo que siguiendo la definición de Genís Roca, también.

    La cosa es, les pedimos a los alumnos que sean competentes digitales en herramientas que no les interesan, realmente pensamos que algún adolescente, por curiosidad propia va a meterse en cosas como Google Docs o Calendar (ya tienen los eventos en Tuenti y Facebook), van a crear un blog más allá de un Fotolog de esos en los que se dedican a enseñar carne (nuevamente Facebook y Tuenti hacen las veces de blog ya que escriben las cosas que les pasan en sus muros y estátuses), o van a usar Picasa o Flickr para alojar sus fotos (cuando, nuevamente, ya las comparten en Facebook o Tuenti).

    Recordemos cuando éramos adolescentes, yo, personalmente era bastante vago, y si hubiese tenido un "todo en uno" como son Facebook o Tuenti para la gente de estas edades, posiblemente tambíen hubiese alojado mis fotos, hubiese hecho comentarios de lo que me pasa cada día, y hubiese organizado los cumpleaños y quedadas para ir a conciertos a través de los mismos.

    Pensemos que ya conocer una interfaz para subir fotos (y todas son primas hermanas), se saben manejar con un calendario de eventos, manejan un procesador de textos con una cierta soltura, y (lo más sorprendente) algunos/as hasta son capaces de manejarse con bastante soltura en sistemas operativos distintos al WindowsXP de toda la vida.

    Quizá no sean tan poco competentes como pensamos, tan solo tienen unas competencias distintas a las que desearíamos y que tendremos que explotar a la vez que les mostramos herramientas que les podrán ser útiles en su futuro.

    ResponderEliminar
  5. Carlos : Muchas gracias por el comentario. Esperemos que el esfuerzo y la ilusión que ponemos sirva para mejorar la situación. Un abrazo.

    Gregorio: Muchas gracias por el comentario. Certero comentario. Tiene que ser labor de la Educación, con mayúsculas, el que dote de competencia a nuestros nativos. Un abrazo.

    Marta: Muchas gracias. La verdad es que es un análisis bastante simplista, pero creo que significativo. Como le decía a Carlos, esperemos que, poco a poco, nuestros alumnos no se paren en el uso de chateos y minijuegos. Un abrazo.

    Alejandro: Como te he dicho en Twitter, muy atinado tu comentario. En parte tienes toda la razón, pero lo cierto es que hablas de una competencia hecha a medida y creo que hay que trabajar con miras a abrir ese abanico de posibilidades que ofrece la red.Un abrazo y muchas gracias por comentar.

    ResponderEliminar
  6. Estoy de acuerdo con Alejandro en su comentario. No me gustan los términos de "nativos digitales" ni "huérfanos digitales". No es nada que no haya pasado antes al ser humano, simplemente está pasando un poco más deprisa que hasta ahora (vale, un bastante).

    Hay una cuestión evidente de cambio generacional. El comportamiento adolescente es diferente del adulto como siempre lo ha sido. Es más, si nos metemos en Tuenti es como sentarnos con ellos en el banco a comer pipas (acordándome de una analogía de @NicolasaQM). Seríamos "patéticos padres enrollados" (con perdón).

    Otra cuestión es la educación, que es lo que más nos concierne. Por decirlo en términos de competencia, sería por ejemplo ayudarles a que utilicen herramientas de búsqueda más potentes para su aprendizaje, por ejemplo. Al fin y al cabo, es similar a llevarlos a la biblioteca y enseñarles a buscar allá. Es educación nada más.

    Después, no será importante si conocen GoogleDocs, porque cuando sean mayores probablemente no exista y si existe, seguro que no es como es ahora. Pensad únicamente en cómo está evolucionando el email, esa cosa que necesitas para validar tu identidad y crearte cuentas en lugares interesantes ;)

    ResponderEliminar
  7. No me gusta nada el término nativo digital, pero como dicen en un comentario anterior, si se basa en no necesitar las instrucciones para utilizar algo, yo lo soy también. La clave es el algo. Por supuesto que cualquiera puede usar sin problemas aplicaciones tipo Messenger o Tuenti, hasta mi madre (lo he comprobado) ¿pero que quiere decir eso? Absolutamente nada.
    Por otro lado el análisis que haces de los conocimientos tecnológicos de los alumnos, y las conclusiones que sacas, me parecen, en efecto, simplistas.

    Nuestro alumnos solo se diferencian (para bien) de los adultos en la falta de pereza o miedo, según se mire, a la hora de enfrentarse a una nueva aplicación. También en su insistencia hasta que consiguen el resultado esperado, a diferencia de muchos mayores con menor resistencia a la frustración (teconológica).

    Saludos

    ResponderEliminar
  8. Hola Ainhoa. Muchas gracias por el comentario. Estoy de acuerdo con lo que dices. Aunque las conclusiones del post no se derivan del mero conocimiento de herramientas como Google docs, que, como bien dices, serán diferentes cuando sean adultos, sino de las actitudes o actividades que su uso promueve : producción de contenidos, colaboración y compartición, es decir, los valores de la web 2.0.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  9. Hola Anónimo. Muchas gracias por tu comentario, aunque me gustaría que lo hubieses firmado para saber a quién dirigirme.
    Ya advertía que el análisis no es en absoluto profundo, todo lo contrario, más bien simplista, aunque puede que también bastante significativo. Si lees la respuesta que le he dado a Ainhoa Ezeiza comprenderás por qué lo digo.
    En lo que no estoy de acuerdo contigo es en que los chavales solo se diferencien de los adultos en la pereza y en el miedo. Yo ya suponía que había muchas más diferencias, pero lo comprendí absolutamente cuando le dejé a mi hija el Ipad por primera vez.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  10. No sé, Juancar, ellos comparten contenidos continuamente, intercambian fotos y vídeos, avatares y personajes de videojuegos, comparten trucos... Tenemos que ayudarles a subir al siguiente peldaño en la profundidad de conocimiento y pensamiento y para eso algunas herramientas nos sirven de ayuda.

    Nuestra vista tiene que estar en el andamiaje, en qué tipo de personas nos gustaría que fueran y ayudarles a construir eso que solo pueden hacer con ayuda de adultos y educadores.

    El problema está en que nadie sabe qué tipo de persona queremos que sean de adultos. Entran en conflicto la idea de las familias, la de cada educador/a que se les va cruzando en su camino... y por supuesto la de quienes ven en ellos nada más que un target empresarial.

    En este lío, vamos orientándolos en diferentes direcciones para ayudarles a crecer. Verás cómo pronto se dejará de hablar de "competencias digitales" como un área competencial diferenciado y se hablará mucho más de competencias sociales, comunicativas, del manejo de información, etc.

    ResponderEliminar
  11. ¡Hola Juan Carlos!
    Pues yo lo podría haber dicho con otras palabras, pero creo que no tan claro como tú lo has explicado.
    Como se suele decir: "Para muestra un botón", así que voy a contar mi experiencia.
    Mi hijo nació en 1996, ha empezado a cursar 3º ESO. Todo esto, como explicas, lo convierte en "Nativo Digital". Yo me considero, más o menos, inmigrante digital, es decir, capaz de utilizar las Nuevas Tecnologías, aunque aún me quede mucho camino por recorrer.
    Desde luego, mi hijo puede hacer funcionar cualquier "cacharro" sin necesidad de manual, pero hay muchas aplicaciones, programas, herramientas y demás metodología aplicable a la web 2.0 que desconoce.
    En ocasiones, le produce cierta "sorpresa" el hecho de que yo le enseñe como manejar algunas de estas competencias. Y me interesa que las aprenda, porque a partir de ahora, las va a necesitar cada vez más. No se trata de estar unos por encima de otros, sino de trabajar conjuntamente para que el resultado final sea el que siempre deseamos: una enseñanza de calidad para nuestr@s hij@s.
    En el curso TIC para Familias que realizamos, nos enseñaron muchas de las cosas que he aprendido.
    Cuando mi hijo me vio crear un blog y que, además quedaba más o menos decente, me pidió que le enseñara a crear uno. Le costó menos de una hora aprender el funcionamiento de la plataforma Blogger y crearlo.
    Obviamente, como cabe esperar, su blog no trata sobre el calentamiento global, competencias lingüísticas ni fórmulas matématicas. Trata sobre su juego preferido (por el momento). Pero ya sabe como crearlo. Y cuando le pidan en el Instituto, o en la Universidad que haga un blog mostrando sus conocimientos sobre…..X, el ya sabrá como hacerlo. Y todo lo que yo he aprendido, disimuladamente, para que no se sienta "ofendido", se lo iré mostrando.
    Lo único que yo añadiría a tu magnífico post es que enseñar a los niñ@s y jóvenes las competencias digitales no sólo es tarea de los profesores/as. Los padres también debemos participar en esta empresa.
    Y el que no lo quiera asumir, se pierde la maravillosa experiencia de compartir con su/s hij@/s la posibilidad de entrar y conocer su mundo que, pese a quien pese, es digital a nivel comunicativo y formativo, por el momento. Y a nivel profesional en un futuro no muy lejano.
    Como se explica en uno de los comentarios, hay aplicaciones que, lógicamente no les interesan. Y yo añado (aún). Pero la buena noticia es que con un poquito de constancia, unos gramos de paciencia, una cucharadita de ilusión y una pizca de motivación para mostrarles el camino hacia el futuro, conseguiremos hacerles ver que todo esto les va a ser de gran ayuda en sus estudios y próximamente en su trabajo. Y además, cuando decidan aprenderlo, con unos minutos de dedicación por nuestra parte el éxito está asegurado.
    Y no me extiendo más, porque en vez de un comentario, me ha salido un post, jajajja!!
    Pero podemos seguir hablando largo y tendido sobre el tema, que resulta muy interesante.
    Un abrazo y nos encontramos en cualquier puntito de la blogosfera.
    P.D. : ¡¡Yeeeehhhh, no me lo puedo creer!! El 19% en Twitter!! Voy a ver si enrolo al mío, jejeje!!

    ResponderEliminar
  12. Ainhoa, el día en que desaparezca de nuestras vidas términos como competencia digital, nativo o inmigrante digital será una muy buena señal. Habremos dado un paso adelante muy importante.
    Y estoy de acuerdo que algo fundamental es que aprendan a seleccionar, discriminar y manejar la información, tanto la que obtienen como la que comparten a través de redes como Tuenti. Esto es lo que les va a ayudar a construir su identidad digital sin distorsiones.
    Otro abrazo ;)

    ResponderEliminar
  13. Hola Hermi, muchísimas gracias por tu comentario,que, según lo iba leyendo, pensaba que podría ser un post de tu blog (luego he visto que has pensado lo mismo ;))
    Tienes mucha razón cuando dices que en las familias se tiene que trabajar la competencia de los chavales. Así tendría que ser, aunque lo veo difícil por la posible falta de preparación de algunos padres. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  14. En algunos casos no es que se esté haciendo mal, es que no se hace. El tener la herramienta a disposición, no garantiza un uso correcto. La televisión en sí, es un ejemplo, en sus primeros tiempos podía intuirse un uso pedagogico, informativo, formativo, etc... Pero, a la larga, el mal uso, ha creado un objeto tecnológico de uso casi exclusivo para el entretenimiento (y distracción del pensamiento individual y colectivo, añadiría yo, con fines poco éticos).

    Las nuevas tecnologías, los objetos tecnológicos de todo tipo, no son nada si, detras, no está el pensamiento humano constructivista,para ponerlo en funcionamiento. Y el buen uso no es intuitivo, sino resultado de una formación adecuada. Nuestros alumnos nos siguen necesitando para aprender a aprender, en este caso con otros medios. Les debemos enseñar a utilizar la caña, aunque desde que vieron la luz, estén habituados a convivir con ella en casa. Despues, ya pescarán solos, mucha más variedad de peces que los que nosotros podemos imaginar...

    ResponderEliminar
  15. Hola, Juan Carlos, estupendo post. Estoy muy de acuerdo con lo que dices, y con lo que añade Gregorio: lo de nuestros nativos es pura potencialidad, y si queremos enseñarles algo, debería tener que ver con cierto tipo de herramientas o usos más "académicos" de las mismas. Recientemente hemos publicado un post sobre la "brecha digital" entre el aula y la casa, a partir de datos interesantísimos de la OCDE.
    ¡El tema da mucho que pensar!
    Un saludo

    ResponderEliminar
  16. Hola Manuela : para mí el no hacerlo, es hacerlo mal. Y no hacerlo correctamente, no es tal malo, pero sigue siendo hacerlo mal. Los profesores también tenemos que aprender para conducir (¿he dicho conducir?), o mejor expresado, para construir con nuestros alumnos.
    Un abrazo y muchas gracias por el comentario.

    ResponderEliminar
  17. Hola "Aprender a pensar" . Muchas gracias por el comentario. Es verdad que el tema da mucho para pensar y que es complejo.
    Lo importante es que se genere el debate.
    Muy interesante el post que me comentas y que confirma mis sospechas de que en los centros educativos no se está haciendo todo el esfuerzo que se requiere para que nuestros alumnos adquieran destrezas y competencias TIC.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails