martes, 28 de septiembre de 2010

La Escuela que queremos

Origen de la imagen

Quien diga que Twitter no sirve para nada, que es puro chafardeo intrascendente, es que, o piensa que toda su elevada sabiduría no cabe en esos 140 caracteres, o es que no ha tenido la suerte de rodearse de las personas adecuadas.  Yo, en cambio, sí he tenido esa suerte y no hay día en que no me regalen alguna perla que me ayude en mi trabajo, con la que disfrutar o simplemente con la que reir.

Ayer fue unos de esos días. Alguien comentaba la réplica del retuiteo de un vídeo de esos que te dejan la boca abierta, no porque te muestre un accidente espectacular, o algún pobre niño que desvaría con la anestesia del dentista, o sea el tutorial de una nueva herramienta 2.0 estratosférica, sino  porque, en poco más de 10 minutos y unas pocas frases, nos muestra la escuela que queremos. Se trata de reflexiones en las conclusiones del VIII Encuentro del Proyecto Grimm La maestra es Lola Urbano, y sí, la conozco porque, como yo, pierde su tiempo en Twitter (@Nololamento). Recomiendo seguirla, aunque no sin una formación intensiva y previa en retranca, ¿eh , Lola? ;).

No nos hace falta buscar en la red a esos grandes creadores de tendencias educativas como Roger Schank,o Ken Robinson..., aquí tenemos a gurús y gurusas de a pie de obra que dan lecciones todos los días, con su intención y su trabajo, de por dónde tiene que tirar la educación.

No queremos una escuela tan tecnificada que nos haga perder de vista los verdaderos objetivos. Como titulaba Aníbal de la Torre en la pechakucha que presentó para el EABE10, tenemos que construir una escuela y punto ... cero, y que innovar es tanto tener un blog de aula, como mancharse la cara y las manos de pintura, o vivir un poco de ese emotionware que acuñó el maestro Fernando García Páez.

No queremos que nuestros hijos sean loros de repetición de contenidos durante unos pocos días o semanas, y que luego olvidan, sino personas capaces de desenvolverse en la vida buscando y gestionando correctamente la información y los recursos necesarios para ello. Y que sientan motivación y curiosidad en el proceso de aprendizaje, y no rechazo como tantas veces sucede. Queremos una escuela que no  persiga la creatividad para matarla, sino que la persiga como fin. Y de la que salgan ciudadanos competentes, pero sobre todo ciudadanos.

Y aunque sólo sea por una de las cosas que dice Lola en el vídeo, innovemos para evitar el aburrimiento tanto propio como ajeno.

Y sin más, os invito a ver tanto el vídeo de Lola Urbano como el de Aníbal de la Torre. Merecen la pena.





27 comentarios:

  1. Estupendo, yo queriendo desaparecer y tú dedicándo(me) un post (precioso) y compartido con gente espléndida sobre la escuela que queremos.
    Un millón de gracias. Te debo una clase de retranca que, me consta, eres un magnífico alumno, jeje

    ResponderEliminar
  2. Hola Lola, yo es que por una clase de retranca MA-TO , jaja. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Excelente post Juan Carlos. Te felicito.

    En relación con twitter se puede discutir si todas las cosas que hacemos en él, no podrían realizarse con mejores herramientas (qué las hay) y que nos ayudarían a reducir ese vocablo que corre por internet, la infoxicación. Creo que no sé puede negar que hay mucha infoxicación en twitter y más si eres de los que sigues a diestro y siniestro. Una de las cosas que me han sorprendido usando twitter es la capacidad de la mente humana de pasar por encima con rápidez increíble los tuits que no me interesan haciendo de principal herramienta contra la infoxicación.
    Si repensáramos correctamente el uso de las herramientas que tenemos podríamos reducir una gran cantidad de ruido. De momento creo que ese camino es bastanet complicado por la fuerza del efecto red que converge a través de servicios como twitter.
    Creo que un poco de debate no está mal ;-).
    Repito enhorabuena por el articulo.
    Salu2.

    ResponderEliminar
  4. Hola Antonio, muchas gracias por tus palabras.
    Es verdad que nos infoxicamos mucho en internet, pero no sólo con Twitter, sino con otras herramientas, digamos "más respetables" para algunos, como los canales RSS.
    La diferencia es que en Twitter solemos muchas veces ir más allá de la pura información, para establecer otro tipo de relaciones. Es una forma de tener ese acompañamiento que tan bien viene.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  5. Hola

    Felicidades por el post, me ha gustado mucho.Tengo la suerte de conocer personalmente a las tres personas que mencionas en el artículo, y las conozco ¡¡¡Gracias a Tuiter!!! A Lola ya la considero una buena amiga…

    "No queremos que nuestros hijos sean loros de repetición de contenidos durante unos pocos días o semanas, y que luego olvidan, sino personas capaces de desenvolverse en la vida buscando y gestionando correctamente la información y los recursos necesarios para ello"

    Por lo tanto tampoco queremos que nuestro alumnado haga lo mismo, creatividad, siempre me gustó esa palabra y la primera vez que la oí me la dijo una compañera sobre un alumno que yo tenía… Me gustó escucharla.

    Saludos

    ResponderEliminar
  6. A mí es que estos post me sacan la lagrimilla y el lado más tierno de la profesión. Además, ya sabes lo identificada que me siento con lo que dices de Twitter.
    Todo es ir a parar a lugares donde se encuentren afines, y avanzar juntos.
    Hacia la educación y la escuela que nosotros queremos.

    ResponderEliminar
  7. ¡Genial el post, Juan Carlos! Ahí dando “Guerra”, jajajaja!!
    ¡Pues eso! Que quien diga que Twitter no sirve para nada que se lean todos los artículos de Bazarlocos para empezar y si todavía no les ha bastado, que abran una cuenta y que empiecen a seguir a toda la gente con la que tuiteamos nosotros a diario. Y si todavía siguen pensando lo mismo….¡¡que más da!!
    Yo ya le he gritado a los cuatro vientos, pero por si alguien no lo ha escuchado, ahí va otra anotación.
    En mi caso, no lo he utilizado apenas a nivel profesional, aunque he visto las maravillas que haceis los docentes gracias a esta red. Pero solamente a nivel personal me ha aportado tanto, que, además del artículo que escribí en Bazarlocos, le he dedicado por el momento 4 posts en mi blog y en el siguiente también hablo de todo lo que he experimentado en Twitterland (Our wonderful world).
    Y seguro que aún me surgen más cosas que contar, porque cuando las emociones fluyen son imparables.
    Pero, como bien dices, la base es codearse con personas que merecen la pena y que te abren los brazos, te ayudan, te aceptan desde el 1er momento como un@ más de la bandada de pajaritos y te abrazan y ya no te sueltan. Te adoptan y te hacen crecer a lo grande. ¡¡Así me siento yo con tod@s vosotr@s!! Y, aclaro, no soy docente como la mayoría de las personas que sigo y me siguen. Eso si, lucho por la misma causa: Una educación diferente, la mejor! Y se positivamente que lo lograremos…¡entre tod@s!
    Gracias por seguir reivindicando todo lo que está en la lista de nuestros sueños.
    Un abrazo grande. :-D

    ResponderEliminar
  8. Hola Isabel. Si casi te arranco una lagrimilla es porque tienes esa sensibilidad que te hace especial. Y me hace pensar a mi que, efectivamente, el post está hecho desde el corazón. Muchas gracias y un abrazo. Nos vemos en Madrid, pero mientras tanto nos seguimos leyendo ;))

    ResponderEliminar
  9. Hola Hermi, eres la caña , jajaja. Un día de estos voy a poner tus comentarios en la pagina principal del blog y los post en la parte de los comentarios ;)).
    Muchísimas gracias por el tiempo que te tomas pasándote por aquí y escribiendo esos comentarios que son una maravilla.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  10. Das en el clavo: "No nos hace falta buscar en la red a esos grandes creadores de tendencias educativas como Roger Schank,o Ken Robinson..., aquí tenemos a gurús y gurusas de a pie de obra que dan lecciones todos los días, con su intención y su trabajo, de por dónde tiene que tirar la educación."
    " y que innovar es tanto tener un blog de aula, como mancharse la cara y las manos de pintura, o vivir un poco de ese emotionware que acuñó el maestro Fernando García Páez."

    "Y que sientan motivación y curiosidad en el proceso de aprendizaje,..." Esto es un ¿don? con el que llegan a la escuela, y parece que el actual sistema educativo se encarga de destruir. Siempre he reconocido en mis propios hijos su curiosidad por todo aquello que les rodea, ¿porque en pocos años les veo desmotivados, dejan de preguntar el porqué, sin haber obtenido respuestas.
    Estas primeras semanas de clase estoy redescubriendo en algunos de mis alumnos su curiosidad. Si preguntan que , por ejemplo, eso del número "e", No pierdo la oportunidad, y entramos en internet para saciar la curiosidad. Antes si yo no sabía la respuesta, mis alumnos salian de clase sin saciar su curiosidad, y, por supuesto, habíamos entrado en la perdiente hacia abajo de la desmotivación.
    Juan Carlos, hazme un favor,por favor, continua con tus post, que estas poniendo en muchos de nosotros la "maquina "de pensar ,que teníamos adormecida,en funcinamiento.

    ResponderEliminar
  11. Hola Manuela : muchísimas gracias por tu comentario. Me das muchos ánimos para seguir posteando porque hay veces que lo dejaría por completo.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  12. Dicen que los creadores de tendencias no son necesarios, como Shank o Robinson, pues difiero completamente....esta Nueva época necesita de los gurus, como dicen, que de manera diaria trabajan a pie de obra, pero también de otros que sepan establecer el camino por donde estos circularán, por tanto, todos hacemos falta, no sobra nadie.

    juandon

    ResponderEliminar
  13. Hola Juan Domingo. Muchas gracias por tu comentario. Tienes mucha razón en lo que dices, alguien tiene que señalar el camino.
    Por supuesto que hacen falta, lo que quería decir es que muchas veces nos perdemos en las grandes teorías, y no escuchamos al que tenemos al lado, que aplica en su aula proyectos sencillos pero muy efectivos y motivadores para los alumnos. De estos últimos tenemos que imitar los modelos prácticos que teorizan los primeros.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  14. Sin duda este es el camino JuanCa, hace falta lideraje para no caer en la desidia y la falta de calidad, unos están para una cosa y los demás para la otra, queremos una Nueva Época fuerte y segura de lo que quiere y hacia donde va, por eso hacemos falta todos.
    Un abrazo de Juandon

    ResponderEliminar
  15. Juan Carlos,
    Me ha gustado mucho esta entrada y como en otros comentarios te digo que has conseguido llegarme a mi corazón de profe y de anamorada de las tic. Una manera muy buena de convencer es a través del sentimiento y el corazón, y las personas que has elegido para transmitir ese sentimiento son ahora parte de mi vida sin habernos "conocido", gracias a twitter por regalarme esa oportunidad.

    ResponderEliminar
  16. Hola Mª Angeles. Muchas gracias por el comentario.
    Lo que has escrito sí que llega al corazón.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  17. Como ya lo he dicho alguna otra vez, me gustan muchísimo estos debates que se crean a raíz de un post, perdón, de un magnífico post, ya que nos hace reflexionar sobre nuestro trabajo y nos da muchas veces fuerzas para seguir o cambiar de rumbo.
    La escuela que queremos no la vamos a conseguir de un día para, otro por eso mi pregunta es: ¿Cuántos estudiantes de magisterio o universitarios que se dedicaran a la enseñanza, leen estos post? ¿Cuantos de estos quieren cambiar la escuela actual? ¿Les estamos enseñando nuevos caminos? ¿O simplemente en las carreras les ensañamos a repetir los esquemas establecidos? Quiero pensar que algo esta cambiando y todos vosotros sois un gran ejemplo de ello, especialmente un saludo Lola Urbano que escuchándola creía que me estaba leyéndome el pensamiento “ya que como éramos buenos estudiantes nadie nos molestaba” , que verdad, pero “íbamos perdiendo la ilusión de aprender”.
    Un saludo y animo!.

    ResponderEliminar
  18. Hola Alazne. Muchas gracias por el comentario. A ver si se pasa algún profesor universitario y responde a tus preguntas, que son clave para que el proceso sea engranado.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  19. Mi querido Juan Carlos. Felicitaciones por tu post, me ha encantado.
    Coincido plenamente con lo que planteas en relación a las oportunidades de aprendizaje que Twitter nos ofrece cada día. Cómo nos permite retroalimentarnos, crecer y compartir experiencias. Sin duda, a todos los twitteros educadores, nos une el sentido de querer provocar un cambio en la escuela, porque queremos que nuestros niños disfruten su hacer y sean capaces de desenvolverse como dignos ciudadanos del siglo XXI.
    Por otra parte, bien dices cuando escribes, que tenemos a esos gurús y gurusas dispuestos siempre, a compartir su hacer,a tender la mano...¡Qué generosidad que hay en Twitter!, además, lo pasamos regio, tanta buena vibra...
    Un lujo tenerte en mi TL. Va volando un abrazote de tu amiga chilena. ¡Graciasssss!.

    ResponderEliminar
  20. Hola Eugenia. Muchas gracias por tu comentario.
    A estas alturas ya no vamos a descubrir Twitter, pero podemos hacer que otros lo descubran porque ... #merecelapena ;)
    Un abrazo grande.

    ResponderEliminar
  21. Llevo con tu artículo abierto casi desde que lo publicaste queriendo decir, colaborar o aportar alguna cosa a todo lo que has escrito y a todo lo que he oido.
    He llegado a la conclusión de que no puedo hacer nada más que felicitarte, a ti y a todos los que nombras y comentan este post, por la manera de ver y entender la educación y sobre todo por las ganas de transmitirla.
    Muchas gracias y un abrazo Juan Carlos ;D

    ResponderEliminar
  22. Lo único que me moleta de Twitter es que yo había cumplido los 50 cuando lo descubrí. Porque de haberlo conocido antes, los claustros de mi cole los habría vivido de una forma diferente, seguro que no habría tenido ganas de tirarme por la ventana. Muchas veces, antes de un claustro, algunos de mis compañeros y compañeras me decían: “no seas pesado, cállate un poco que si no el claustro se alarga mucho”.

    Leo este post y me gusta, leo los comentarios y me gustan, porque me interesa el debate, porque enriquecen mis ideas, pero es que leo el nombre de los autores, tanto del post como de los comentarios y gracias a Twitter os conozco a todos y a todas y eso para mí es la escuela que quiero, la escuela que tiene un claustro de docentes preocupados por cambiar las metodologías para construir la escuela del siglo XXI, porque nuestro alumnado lo está pidiendo a gritos y hay mucho docente sordo como una tapia.

    Gracias Juan Carlos por darnos la oportunidad de compartir tantas inquietudes.

    ResponderEliminar
  23. Hola Carlos, muchísimas gracias por pasarte por aquí y por tus palabras. A ver si entre todos conseguimos mejorar ésto ;)
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  24. Hola Bernabé : gracias a tí y a todos los que os pasáis por aquí y dejáis vuestros comentarios.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  25. Gracias, solo gracias, por ponerle palabras a lo que muchos y muchas pensamos, pero que, por jóvenes, tachan de utópico, gracias

    ResponderEliminar
  26. Gracias a ti Anónimo (me encantaría saber quién eres ;)).
    Comentarios como el tuyo son los que animan de verdad.
    Un abrazo

    ResponderEliminar

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails