lunes, 25 de enero de 2010

Siempre hay alguien

Si un psicólogo me propusiera el test de Rorschach, y me  mostrara alguna mancha de tinta que tuviera algún parecido con el pájaro de Twitter, le contestaría sin dudar : "Siempre hay alguien". Porque éste es el primer pensamiento que me viene a la cabeza cuando pienso en ésta, nuestra red.

Cuando la consultora estadounidense Pear Analytics, después de hacer un análisis de los mensajes que circulaban por twitter, concluyó que casi el 41% de ellos era información irrelevante, no tuve más remedio que esbozar una sonrisa. Twitter no es susceptible de análisis racional. Sólo hay una forma de estudiarlo, que es disfrutarlo y vivirlo.

El pasado sábado por la noche tuve que llevar a mi hija a Urgencias del Hospital. En un momento dado, mi hija entra en los boxes acompañada de su madre y yo me quedo solo en la sala de espera. Mejor dicho, me quedo con el resto de padres y madres que han llevado a sus hijos enfermos y a los que la ansiedad y la angustia atenaza. Nadie se preocupa por nadie, se cruzan miradas cómplices, pero casi nunca se pregunta  o se muestra verdadero interés por los demás.
Sin saber cómo hacer menos tensa la espera, saco mi teléfono móvil  y accedo a la web de Twitter. No sin dificultad, pues no tengo ni un Iphone ni un Android ni nada que se le parezca, tuiteo lo siguiente : "En urgencias con la niña ...". No me preguntéis por qué lo hice. Seguramente para compartir la angustia y liberar un poco de ella. 

En escasos segundos comencé a recibir respuestas. Mari Carmen (@mcrueda) me decía: "Vaya por Dios..."; Ramón (@ralbiol) me replicaba : "Suerte Juan Carlos, que tengáis atención rápida y a casa con solución para la niña"; Anna (@AnnaCampoy) me animaba : "Jolin !! espero no sea nada importante" ; Montse (@lanieto) me tranquilizaba :  "Vaya :( un ratito con .... y vuelta a casa... que no ha sido nada." ; Ana (@eventosfera) me deseaba lo mejor : "Qué se ponga buena pronto...". Personas a las que sólo conozco virtualmente. Otros amigos,@alaznez e @ibonbengoa, a los que sí conozco y quiero, se enteraban al día siguiente por twitter, y me mostraban su preocupación.

Hay  quién pensará que es absurdo,incluso ridículo, pero yo me sentí acompañado. Acompañad , animado y consolado por personas que siempre están ahí. Y es que, como he dicho al principio, siempre hay alguien.... . Simplemente, gracias . 

Por cierto, mi hija está bien. Sólo fue un susto. Y esto, por supuesto,  también lo tuiteé.


Fotografía :Cucu!!!!! por queguenae en Flickr CC

3 comentarios:

  1. Siempre hay alguien ahí, o Construyendo un Mundo Mejor…. son posts que estos últimos días he leído y es un hecho curioso la sensación de compañerismo, complicidad , apoyo … que existe en Twitter. Será que Twitter saca lo mejor de cada uno de nosotros, porque estamos cuando queremos, porque pensamos lo que decimos, porque aunque lo escribamos de prisa lo leemos despacio, porque solo leemos lo que a cada uno nos interesa, porque nos empiezan a interesar las cosas que interesan a los seguimos… no lo sé pero la verdad es que siempre hay alguien o algo que comentar. Un saludo los tuiteros. @alaznez

    ResponderEliminar
  2. Yo estaba también en casa, pero no me di cuenta. Lo que sí es cierto es, como dices, que en muchas ocasiones la gente de Twitter pese a no ser conocidos 1.0 están acompañándote cuando más necesitas a alguien, sea por el motivo que sea.

    ResponderEliminar
  3. Muchas gracias por los comentarios Alazne y Javier.
    Parece que compartimos sensaciones y queremos proyectar en nuestra vida digital los deseos de nuestra vida real.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails